1. Página principal
  2. Noticias
  3. Viviendas sostenibles. Todo lo que debes saber.
viviendas sostenibles

Las viviendas sostenibles son una excelente forma de ahorrar en gasto y al mismo tiempo contribuir al cuidado del medio ambiente. De hecho, son la única forma viable de afrontar un futuro que resulte sostenible para él así como para nuestra propia economía. Por ello queremos hablarte de algunos de los beneficios de las viviendas sostenibles. Queremos que sepas de primera mano por qué merecen la pena para afrontar el futuro. 

¿Qué es una vivienda sostenible?

Una vivienda sostenible es una casa definida como bioclimática. Aprovecha toda su potencia natural y recursos, para disminuir así la cantidad de los que requiere para sus actividades. El propósito que tiene es el de mitigar todo lo posible la necesidad energética y resultar sostenible.

Un ejemplo de ello es construirla con la mejor orientación de sus fachadas para sacar partido a la luz natural. El uso de energías renovables o la disposición de espacios de aprovechamiento de la tierra para cultivos o biomasa también son fundamentales en su diseño. Para su propia fabricación emplea materiales biodegradables que no tengan impacto en el medio ambiente y no se conviertan en residuos perpetuos o de larga duración. A continuación te hablaremos de algunos de sus beneficios:

1.- Mayor durabilidad

Una de las características principales de las viviendas sostenibles es que al emplearse en su construcción materiales de buena calidad y de tipo degradable requieren de menos reparaciones y muestran en general un diseño mucho más duradero. Este es uno de los principios que hacen que requieran de menos recursos a medio y largo plazo.

2.- Bajo consumo energético

Las viviendas sostenibles disponen de todos los elementos y de un diseño específico para ahorrar energía a través de un sistema eficiente de calefacción, electricidad y de aprovechamiento de las fuentes naturales de energía.

3.- Las viviendas sostenibles cuidan del medio ambiente

Las viviendas sostenibles cuidan del medio ambiente. Lo hacen a partir de su propio diseño con materiales biodegradables así como con el aprovechamiento de todos los recursos energéticos a su disposición. Con ello consiguen reducir su dependencia de las fuentes de energía convencionales sustituyéndolas por las renovables y sin generar residuos en ninguno de sus procesos. Otro de los principios de las viviendas sostenibles es ser respetuosas con el propio ambiente en el que se sitúan. 

4.- Cuidan de la salud de sus ocupantes

Las viviendas sostenibles cuidan de la vida de sus propios habitantes. Esto lo consiguen gracias a que emplean materiales naturales que no contienen sustancias tóxicas provenientes de la industria química y favorecen un uso mucho más saludable para sus ocupantes.

5.- Rentabilidad

Uno de los aspectos más interesantes de las viviendas sostenibles es que además de permitirnos ahorrar recursos en forma de gasto también nos permiten incluso obtener beneficios. Esto se debe a que parte de la energía que producen a través de, por ejemplo, sus placas solares, puede ser vendida a las compañías eléctricas como excedente. Un principio añadido y muy sugerente de ellas es que pueden conectarse a una red de viviendas sostenibles para conseguir redes de abastecimiento energético autónomas entre un grupo de vecinos. Algo para lo que la actual normativa ya está preparada.

 

En la actualidad ya existe una certificación que acredita que tu vivienda o edificio ha sido diseñado, construido y hecho realidad de forma eficiente y eco-sostenible.

Descubre más sobre el certificado leed en el siguiente enlace: http://www.spaingbc.org/web/sistemas-clasificacion.php