1. Página principal
  2. Noticias
  3. Reformas de naves industriales
reformas de naves industriales

Las reformas de naves industriales se realizan cuando la nave que tenemos no cumple las necesidades que deseamos. Es muy habitual que ocurra esto, ya que cada nave tiene un propósito; algo que choca con el uso que le queramos dar y la zona en la que está. Dependiendo de si se prioriza el emplazamiento o los servicios que ofrece, la reforma será mayor o menor.

El presupuesto, previsiones y variables

Antes de llevar a cabo una reforma, se debe tener dinero y el necesario para ello. Y no solo eso, sino que hay que disponer de un presupuesto. Poca gente no tiene un límite específico que gastar, lo normal es tener una limitación bastante restrictiva. Y ahí es donde surgen los problemas, ya que también se han de dejar unos márgenes para imprevistos. Puede que haya que cambiar de material en mitad de la obra porque el proveedor no puede enviar más, pueden encontrarse sorpresas al retirar escombros, e incluso se puede alargar la reforma más tiempo del que se debería y se ha de pagar a los empleados. Por tanto, la gestión del dinero y una previsión de gastos y un análisis de costes de materiales y mano de obra es necesario.

Se estima que una reforma pequeña y barata puede ser inferior a los 6.000€, mientras que aquellas más costosas, las reformas integrales, pueden sobrepasar los 100.000 o 200.000€. Por tanto, un precio en la media de reformas de naves industriales sería el de 55.000€. Eso no significa que sea lo que te vaya a costar si solo quieres cambiar un par de cosas y no va a durar más de una semana, pero es algo a tener en cuenta. Conocer los números que se manejan, aunque sea a nivel generalista, nos guían.

Además, lo recomendable siempre es comparar precios y presupuestos que ofrezcan distintas empresas o profesionales. Así también se puede valorar correctamente quién se esfuerza más en desglosar todo lo requerido.

Debes tener un proyecto de reformas de naves industriales

Un proyecto no es solo tener una idea o una imagen de cómo quedaría la nave con ciertos cambios. Significa tener los cambios bien pensados, clarificados, mapeados y medidos; es por eso por lo que este tipo de reformas las realizan profesionales. Ellos son quienes consiguen trasladar las ideas del cliente a unos planos concisos y organizados. Así, un arquitecto es un miembro valioso del equipo.

En las reformas de naves industriales se ha de saber qué uso tendrá cada rincón de la nave. Puede haber una zona de almacenaje y se tiene que tener presente qué se va a almacenar, cuanto cabe y si hace falta más espacio. Si hablamos de zonas de oficinas, se pueden construir de cero o remodelar tanto para que sean individuales o de grupo. Para ello, se ha de saber cuántas personas caben en las salas, ya que se necesita un escritorio y unos metros mínimos por persona. También cuantos baños se requerirían, así como salas de descanso.

Lista de reformas que llevar a cabo en una nave industrial

Hay muchas cosas que se pueden cambiar al realizar reformas de naves industriales. Tanto si es una simple nave vacía como si ya estaba destinada a un uso concreto. La versatilidad de estos edificios y también de los sectores y negocios a implementar hacen que las reformas sean un paso que suelen dar la mayoría de las empresas, por pequeño que sea el cambio.

  • Ampliaciones y demoliciones. Siempre es posible tanto añadir como quitar. Lo ideal es demoler cuanto menos, ya que siempre se le puede dar un uso a cualquier espacio. Por ejemplo, nunca está de más tener más oficinas, lugares de descanso, comedores o más sitio de almacenaje.
  • Climatización. Tanto si la nave es solo para almacenar como para trabajar en ella, deberá estar climatizada. Ni las bajas temperaturas ni las altas deben ser una causa de molestia en el trabajo o de pérdida de material. Dentro de las naves las temperaturas son extremas si no hay una correcta climatización del interior, ya que los materiales con las que se construyen no suelen aislar del frío ni el calor.
  • Instalación de sistema domótico. Para facilitar el trabajo, la domotización es imprescindible. Las nuevas tecnologías permiten tener sistemas de huellas para fichar, controles de la temperatura autónomos o puertas y seguridad rápidas.
  • Creación de falsos techos, instalación de hormigón pulido, insonorización, reforma de cubierta. Estas son las reformas de naves industriales más caras a las que se puede enfrentar uno. Por lo general, si hay que realizarlas se está cerca de hacer una reforma integral, por lo que manejamos precios altos. La insonorización es algo a lo que suelen recurrir casi todas las naves. A pesar de que las naves suelen estar en polígonos junto a otras naves, lo ideal es general la menor contaminación acústica para no molestar a otros. Las cubiertas sufren mucho por los cambios meteorológicos, así que, aunque no haya que reformar, lo ideal es aprovechar el momento para hacer una revisión.
  • Fontanería y cuartos de baño. No puede olvidarse uno que, tanto si hay personas trabajando allí de continuo como si no, tener un sistema de fontanería es necesario.
  • Seguridad. Cuando hablamos de seguridad nos referimos a dos cosas: la seguridad para que no haya robos o intrusos, y la seguridad que se ha de tener para que las condiciones laborales sean las mejores y evitar riesgos. Por tanto, se incluye la instalación de alarmas, puertas y barreras.
  • Iluminación. Los sistemas eléctricos aguantan años, pero por lo general una revisión a tiempo ayuda a tener que cambiar todo el sistema por completo. También se puede cambiar para reducir el consumo o darle la iluminación que requieren las distintas salas.

En Servilista te ayudamos poniendo a tu disposición un catálogo de profesionales de cualquier sector. Solo tienes que introducir en el buscador lo que necesitas, y luego elegir quien más se ajuste a tus necesidades. Hay reformas que puede hacer uno mismo, pero en general los trabajadores que se dedican a ello cuentan con experiencia, profesionalidad y eficiencia. Esperamos que encuentres lo que busques; y solo podrás comprobarlo si lo intentas.

Por último, recordamos que no todas las naves son compatibles para todos los usos. Por ejemplo, las naves para almacenaje de según que material (inflamable), deben de estar aisladas y con distancia de seguridad perimetral respecto la naves colindantes.

Te aconsejamos que antes de alquilar y/o comprar una nave, contactes con un arquitecto e ingeniero, para que te pueda asesorar, así como realizar las correspondientes consultas con el ayuntamiento, para disponer de toda la información de la situación legal de la misma, así como los usos compatibles que se podrán realizar en la misma.