1. Página principal
  2. Noticias
  3. Reforma Integral. Lo que debes de saber antes de empezar.
Reforma integral

En este nuevo artículo, queremos ofrecerte una guía rápida y completa con los consejos básicos que debes tener en cuenta a la hora de hacer una reforma integral. Queremos ayudarte a ahorrar tiempo, dinero y disgustos a la hora de iniciar un proyecto de reforma. Esperamos que te sirva de ayuda y que te ayuden a conocer los aspectos más importantes de dicho proceso.

1. Plantéate el conjunto

En primer lugar, debemos preguntarnos acerca de varios aspectos de carácter básico. Por ejemplo, debemos cuestionarnos cuánto tiempo querríamos dedicar a la reforma, qué presupuesto tenemos, qué es lo que queremos conseguir y cuál es el orden de nuestras prioridades para nuestra reforma integral. Te aconsejamos realizar una lista con los deseos que quieres para el nuevo espacio y con todas las cosas que consideras que debes cambiar para llegar a conseguirlo.

2. Consulta ideas y busca inspiración

En muchas ocasiones no tenemos una definición exacta de nuestro proyecto. Esta situación nos puede generar desviaciones de tiempo y económicas, tensiones con los proveedores, etc. derivadas de posibles cambios durante la ejecución de las obras.

Es por ello fundamental que tomes ideas de revistas o de Internet consultando posibilidades de espacios similares al tuyo y que ya estén concluidos. Con ello podrás concretar mejor la forma de tu espacio a reformas y disponer de una idea más sólida y un proyecto más interesante y definido.

En caso de que no acabes de tener la idea final, te aconsejamos ponerte en contacto con profesionales de decoración, de diseño de interiores, aparejadores, etc. Seguro que podrán ayudarte.

En servilista también dispones de varios artículos que te pueden ayudar a definir tu proyecto. Descúbrelos en https://servilista.com/noticias/

3. Busca todas las empresas que puedas y compara

Nunca es recomendable quedarse con la primera opción que encontremos para realizar cualquier tipo de servicio. Lo más recomendable es buscar varias empresas (te aconsejamos un mínimo de 3) y comprar entre ellas. No solo compares su precio sino también otros aspectos relevantes como la capacitación con la que cuentan para las obras, el tipo de proyectos que pueden acometer, su trayectoria en obras similares, el grado de especialización de sus diferentes integrantes así como los diferentes técnicos y especialistas que tienen en plantilla.

Naturalmente, también debemos consultar las opiniones de otros usuarios que hayan contratado previamente sus servicios para saber cómo trabajan y qué referencias tienen.

Recuerda que en www.servilista.com puedes encontrar todas las empresas de reformas y profesionales que necesites, así como la opinión de otros usuarios que los han contratado para sus reformas.

4. Fija un tope económico

Si bien este paso puede darse antes o después de haber consultado entre diferentes empresas y a la luz de la estimación que ellos mismos nos den, es muy importante fijar un tope económico para nuestra reforma integral para evitar salirnos del presupuesto y con ello que se vaya de las manos todo el proyecto. Esto no solo nos ayudará a mantener bajo control el gasto: al mismo tiempo nos ayudará a escoger en cada caso los materiales más rentables y poder descubrir nuevas opciones.

Teniendo en cuenta la experiencia del equipo de profesionales que formamos parte de servilista.com, te aconsejamos que te fijes como límite para la totalidad de la reforma, un presupuesto que esté un 20% por debajo del presupuesto límite que inicialmente te habías pensado gastar. De esta forma, en caso de cualquier desviación imprevista podrás asumirla con mayor tranquilidad y seguridad.

5. Ten en cuenta todas las licencias necesarias

A la hora de realizar una reforma integral es siempre necesario contar con las licencias y permisos ajustados a la actuación que pretendemos realizar. Es fundamental que antes de ejecutar la reforma consultes con la empresa que hayas contratado y, si fuera necesario, con el Ayuntamiento de tu localidad. El ayuntamiento te informará de los permisos y licencias que vas a necesitar.

Algunas de estas licencias deberás de solicitarlas tu como promotor de la actuación. Otras, las deberá de gestionar la propia empresa de reformas (colocación de contenedores de runa, ocupación de vía pública, etc.).

En caso de no disponer de la licencia o permiso de obra, corres el riesgo de recibir una elevada sanción económica. También podrías llegar a percibir una notificación que te obligue a parar la reforma con todos los perjuicios que esto te puede ocasionar.