1. Página principal
  2. Noticias
  3. Cocinas con isla | Descubre el mundo del concepto abierto
cocina con isla

Las cocinas con isla son una forma de arquitectura del hogar que cada vez tiene más fuerza y popularidad. Atrás quedaron los años en los que la cocina, el comedor y el salón eran tres habitaciones diferentes. Ya no se desea esa separación. Ahora se busca el concepto abierto. Ampliar el hogar para ver más allá. El número de habitaciones ya no hace a la casa grande, ahora el lujo y la modernidad es el concepto abierto. Y nosotros te vamos a dar todos los detalles para que te decantes por una.

¿Por qué las cocinas con isla son tan demandadas?

La isla tiene una doble función. Por una parte, está la estética, de la que ya hemos hablado. Embellece el hogar y le da claridad, amplitud, modernidad, lujo y un distintivo frente a otras casas. Por otra, es funcional. Una cocina con isla es más grande y, por tanto, las zonas están separadas por funcionalidades específicas. Hay zona de lavado, cocción, almacenaje y superficie de sobra para comer o incluso trabajar. Lo que sí queda claro es que, en una cocina con isla, esta es el punto central.

Otra cosa digna de mencionar es que las islas son personalizables por completo. La instalación de la isla no implica la renovación de toda la cocina, sino al revés. La isla se puede adaptar al espacio, a los materiales y a nuevas necesidades que se tengan. En la isla puede instalarse tanto una zona de lavado, como fogones, o ser solo un lugar de almacenaje y barra para comidas. Es a elección del usuario. Esto es un gran atractivo para cualquiera.

Tipos de cocinas con isla

Para poder escoger la isla que mejor se adapta a tu cocina, lo ideal es hacerse una idea de cómo es nuestra cocina, y si habría que cambiar algún aparato de lugar, o qué uso específico darle a la isla. A continuación, te dejamos un par de ejemplos de cocinas con isla.

Cocina lineal

Las cocinas más estrechas suelen tener todos los muebles en una única encimera larga pegada a la pared. Si hay espacio, lo ideal es colocar una isla a lo largo y paralela al mobiliario antiguo. Lo mejor de estas islas es que sirven de barra para desayunar o comer, o espacio de trabajo. Ya que estamos hablando de conceptos abiertos, creará una barrera más distintiva entre este espacio y el salón. Es de las cocinas con isla más fáciles de instalar y recomendadas.

Cocina en L

Si tu cocina tiene esta forma, lo óptimo es que la ubiques en el espacio más grande, de forma rectangular. Es la cocina más complicada en la que instalar una isla, pero no imposible. Todo depende de las dimensiones de esta. Se recomienda una distancia mínima del resto del mobiliario de 90 cm, aunque cuanto más mejor (hasta unos 115 cm). Para este tipo de cocina, la mejor función de la isla es la de espacio de almacenaje, separación visual y pequeña mesa de desayuno.

Cocina en C

Con una cocina en esta forma tenemos solo un lugar donde colocar la isla. Deberá ser más cuadrada, y por supuesto, respetar las medidas mínimas para la movilidad. Una isla en este tipo de cocina quedará compacta, pero formará parte de todo. La isla pierde un poco de protagonismo, pero no funcionalidad ni estética. Es por eso que, aunque en principio parezca una de las cocinas con isla más arriesgada, en realidad se optimiza espacio muy desaprovechado por la forma original.

Cocinas con isla que forman un triángulo de trabajo

Para conseguir este tipo de cocina, lo que se tiene que hacer es una pequeña reforma para mover la placa de cocción, o el fregadero, a la isla. Así, se formará un triángulo en la cocina entre los dos elementos mencionados y la nevera. Estos tres puntos, de cocción, almacenaje y agua, son los básicos. Si no tienes isla, lo normal es que estén todos en las paredes laterales, de ahí que haya que mover un vértice. Crear este triángulo de trabajo consigue que una persona maneje todos los aspectos de una misma cocina con eficiencia. Es de especial importancia para aquellas personas a las que les guste cocinar todas las comidas del día con mucho mimo.

Tendencias en cocinas con isla

A pesar de que las islas se pueden adaptar a las cocinas ya existentes, puede ser un buen momento para llevar la reforma más allá y hacer que todo cambie y combine con las nuevas modas. Hay unas tendencias claras que te vamos a desgranar.

Mármol

Las islas que asemejan el mármol, o son de mármol en sí, son las más clásicas y a la vez atemporales. La imitación sale mucho más barata, pero el mármol real es duradero, resistente y un material que se limpia muy bien. Está especialmente indicado para este espacio.

Blanco total o negro impoluto

Las cocinas monocromáticas siempre dan un aspecto de pulcritud. Por eso se quiere o todo negro o todo en blanco, pero siempre con mucho brillo. Los apliques de cajones u otras decoraciones pueden ser en acero, o dorado, para que resalten aún más.

Acero

El acero es la base de cualquier decoración industrial. Y una cocina de este estilo sigue siendo algo bastante nuevo y, aunque a la moda, menos utilizado de lo que se debería. A pesar de eso, los decoradores apuestan por el acero siempre que pueden convencer a más personas a que se unan. Este material se limpia bien, algo ideal en una cocina. Solo apto para los más valientes, que quieren cocinas con islas a la última, pero siendo diferentes.

Blanco y madera clara

Con esta tendencia se vuelve a querer ese ambiente limpio y pulcro. Es imprescindible que la madera sea clara para ello, aunque esta combinación de materiales, colores y texturas le aporta elegancia.

Consulta todo nuestro catálogo online de profesionales en Servilista, ya que ellos te asesorarán sobre cocinas con isla y sabrán cuál es la más específica e ideal para la tuya. Además de que podrás contratarlos para instalarla y ahorrarte mucho tiempo. Y, por supuesto, sigue visitando nuestro blog para más consejos.