1. Página principal
  2. Noticias
  3. Cerraduras para puertas: tipologías y seguridad que ofrecen
cerraduras para puertas

Las cerraduras para puertas son el primer elemento de seguridad de cualquier espacio, independientemente de si se trata de nuestro propio hogar o de un negocio. Por ello, debemos vigilar que efectivamente puedan cumplir correctamente con su función. Sin embargo, se estima que hasta el 90% de los hogares de España están desprotegidos frente a las principales técnicas empleadas por los asaltadores. A continuación queremos hablarte de los diferentes tipos de cerraduras para puertas blindadas que existen así como la más recomendable de ellas.

1.- Cerraduras tubulares

Este tipo de cerraduras tienen un diseño en el que el la cerradura y su picaporte están unidos en una sola pieza. Normalmente suelen emplearse para la custodia de armarios y no tanto de accesos principales. Se debe a que tienen gran facilidad para atascarse y no ofrecen demasiada resistencia frente a técnicas como la del taladro, por ejemplo. Es por ello que desaconsejamos para una puerta principal el uso de este tipo de modelos.

2.- Cerraduras empotradas

Estas son el tipo de cerraduras para puertas blindadas más empleado. Su mecanismo va en el interior de la puerta ajustado desde su canto. Eso hace que puedan ofrecer una buena resistencia al hacer que sus cilindros de defensa queden dentro del marco. Por añadido, ofrecen la ventaja de que con ellas no es necesario echar la llave para poder estar protegidos. Dichos cilindros entran solos en sus respectivos orificios al cerrar la puerta. A pesar de ello, normalmente suelen tener un solo punto de sujeción por lo que no ofrecen tanta resistencia como otros modelos de los que hablaremos más adelante.

Su uso es muy común en puertas acorazadas ya que este tipo de puertas no pueden incorporar nuevos tipos de cerraduras en muchos casos debido a lo difícil que resulta manipularlas incluso para sustituir algún elemento.

3.- Cerraduras multipunto cilíndricas

Entre las cerraduras para puertas blindadas están las que reciben el nombre de multipunto por poseer varios anclajes. En efecto, al contrario que los modelos de los que hemos hablado anteriormente, este tipo de cerraduras para puertas blindadas tienen varios puntos de sujeción. Esto incrementa notablemente su seguridad. En el caso de querer forzarla habría que hacerlo en cada uno de esos puntos consecutivamente. Es un tipo de cerraduras que ofrecen gran resistencia precisamente por este hecho frente a los ataques de asaltadores.

4.- Cerraduras invisibles y digitales

No podemos pasar por alto las dos nuevas opciones que han aparecido fruto de la tecnología. Las cerraduras invisibles son mecanismos que van por dentro de la puerta y se accionan con un mando a distancia. Esto hace que no pueda manipularse la cerradura desde el exterior. Cuentan con una pequeña batería que siempre guarda una energía de reserva.

Por otro lado, las cerraduras digitales funcionan con identificación por dígitos. Son una opción cómoda, segura y sencilla prácticamente imposible de manipular mecánicamente.

Cerraduras multipunto de seguridad: la mejor opción

Si tuviéramos que decir cuál es la mejor opción entre todas las disponibles en cerraduras para puertas blindadas lo tendríamos claro. En primer lugar, una cerradura con sistema de anclaje multipunto. Por las razones que hemos explicado este tipo de cerraduras ofrecen gran resistencia frente a los ataques. Sin embargo, entre todas ellas, es conveniente escoger cerraduras que posean bombillos de seguridad. Estos cuentan con protección frente a las principales técnicas empleadas por los delincuentes.

Es ideal elegir un bombillo de seguridad con sistema antibumping: una técnica que en literalmente pocos segundos puede abrir nuestra puerta sin dejar rastro. Igualmente, debe incorporar protección contra el taladro y la técnica de la palanca. Recuerda que invertir en una buena cerradura y un buen bombillo es sinónimo de tranquilidad para ti y para los tuyos.